¿Quieres aprender a manejar tus conflictos y alcanzar un mayor bienestar?

Escríbeme, sé cómo ayudarte

PSICOTERAPIA INFANTIL

La infancia es una etapa esencial en la vida. En ella se irá desarrollando la personalidad de cada niño, acompañado por sus padres y/o adultos de referencia. Estas primeras relaciones tendrán gran significado en la vida del menor e influirán posteriormente sobre su desarrollo emocional y psicológico. Los padres y/o adultos de referencia serán modelos y guías para el crecimiento de sus hijos, y de ellos aprenderán valores, creencias y principios que les acompañaran a lo largo de sus vidas.

Se trata de una etapa de continuos cambios, en las que el niño tendrá que enfrentarse a multitud de situaciones propias de la edad, sin embargo, puede que en ocasiones aparezcan acontecimientos estresantes y traumáticos que afecten a su funcionamiento normal. Algunas de estas situaciones son la separación o divorcio de sus padres, pérdida de un ser querido, problemas escolares o situaciones de acoso escolar, maltrato infantil… Estas dificultades pueden generar gran angustia en la familia y suelen detectarse cuando el niño comienza a tener comportamientos inusuales o extraños.

La función de los padres en esta etapa es imprescindible para encontrar la solución. Mi labor será ayudar al menor y asesorar a sus padres, proporcionándoles herramientas y estrategias para encontrar la solución a sus problemas.

Juntos alcanzaremos el cambio.

PSICOTERAPIA JUVENIL

La adolescencia es la etapa de adaptación que nos lleva desde la infancia hasta la vida adulta. Un periodo de tiempo complejo que de manera natural conlleva inseguridades, cambios y nuevas demandas.

Se caracteriza por múltiples reajustes en la vida del joven a nivel físico, emocional y social. La búsqueda de la propia identidad, la preocupación por la imagen corporal, la identificación con el grupo de iguales, la lucha de poder con los padres para ganar independencia, nuevos intereses y necesidades… son algunas de las complejidades que experimentan los jóvenes hasta alcanzar la vida adulta.

Ser adolescente es difícil pero ser padres de adolescentes no es tarea fácil y la relación del joven con sus padres será fundamental para el cambio. La adolescencia conlleva modificaciones en las pautas y normas familiares y esto implica cambios en su entorno familiar. Fomentar y promover una relación de afecto entre el joven y sus padres les proporcionará un desarrollo y acompañamiento seguro hasta alcanzar la vida adulta.

Sin embargo, para algunos adolescentes y para sus familiares se hace complejo afrontar estos cambios y es ahí cuando pueden aparecer síntomas o patologías que dificultan el desarrollo del joven. Los problemas más comunes son la ansiedad, depresión, trastorno del sueño, trastorno de la conducta, fobia social, baja autoestima, aislamiento, miedos escolares, trastorno de la conducta alimentaria, trastornos sexuales o dificultades para aceptar la propia imagen, entre otros muchos.

Como psicóloga familiar, ayudaré al joven a gestionar sus conflictos y juntos buscaremos soluciones oportunas para alcanzar su bienestar. Mi trabajo consistirá en acompañar al joven a afrontar sus problemas en esta etapa donde es tan esencial sentirse comprendido y el papel de los padres será fundamental en estos momentos. Por ello, la intervención irá dirigida a la búsqueda de soluciones y alternativas adecuadas a su problemática para aliviar su malestar.

PSICOTERAPIA PARA ADULTOS

“La vida no es lo que se supone que debe ser. Es lo que es. La forma de lidiar con ella es lo que hace la diferencia”. Virginia Satir.

La vida cuenta con situaciones felices y placenteras y también con otras difíciles de entender, que nos generan un malestar emocional, físico y/o fisiológico y no logramos encontrar la solución. Tal vez no sepas exactamente lo que deseas pero sientes que no logras disfrutar plenamente de tu vida.

La psicoterapia para adultos se trata de un proceso activo y dinámico, donde mi labor será acompañarte en el camino que te llevará desde donde te encuentras hasta donde quieras ir.

Aunque no siempre podamos cambiar la situación que nos causa malestar siempre podremos elegir cómo afrontarla. La psicoterapia para adultos está dirigida a aprender nuevas estrategias para enfrentar tu malestar y así lograr la solución a tus problemas.

PSICOTERAPIA DE PAREJA

La relación de pareja es un vínculo sentimental formado entre dos personas. Un espacio en el que ambos deciden compartir momentos y proyectos de vida, entregando cada uno lo mejor de sí para el bienestar de la relación.

Aunque parezca sencillo, cada persona dentro de la relación es independiente y durante el comienzo de esta, ambos deberán negociar el significado que tendrá para cada uno el compromiso de estar juntos o “el contrato de pareja”. Este estará determinado, entre otras cosas, por los principios y valores que cada uno haya aprendido, vivido y experimentado en su propia familia de origen.

Todas las relaciones atraviesan por momentos complicados que pueden generar un gran malestar a los miembros que la componen. Los problemas pueden deberse al inicio de la convivencia, dificultades de comunicación, distanciamiento entre los miembros, el desinterés por el cuidado de la relación, cambio de prioridades vitales, la llegada de un hijo, dificultades sexuales, celos o infidelidades, adicciones, cambios repentinos laborales…

Cada pareja es diferente, con una dinámica propia creada por dos personas y con unos códigos de comunicación particulares. Es por ello que la terapia de pareja debe ajustarse a las necesidades específicas de cada relación, con una metodología activa y adaptada a los objetivos de los miembros que la componen y a su problemática. No existen recetas mágicas, ni soluciones universales.

Mi trabajo será acompañaros durante la búsqueda de soluciones adecuadas para ambas partes, abordando los problemas y la comunicación y aportando herramientas para finalizar los conflictos que causan malestar y deterioro en la relación. Alcanzando de nuevo el compromiso, el entendimiento y el respeto, fortaleciendo el vínculo o para realizar una ruptura lo menos dolorosa posible.

TERAPIA FAMILIAR

La familia es el primer sistema con el que interactuamos, vivimos nuestras primeras  experiencias y nos formamos como personas. Se trata de un proceso vivo, en el que un grupo de personas desarrollan unos valores y principios particulares, pues cada familia es diferente. Sin embargo, y de  forma natural, todas atraviesan una sucesión de etapas que componen el Ciclo Vital Familiar.

Estas etapas son:

  • Joven-adulto independiente.
  • Formación de la pareja-matrimonio.
  • La llegada de los hijos y la crianza.
  • Familias con hijos adolescentes.
  • El despliegue de los hijos (nido vacío).
  • La jubilación o vejez.

Durante  la evolución del ciclo se distinguen periodos de equilibrio y adaptación, pero también periodos de desequilibrio y cambio. El equilibrio y el cambio son esenciales para el funcionamiento saludable del sistema familiar. La familia funcional deberá establecer límites obvios y permeables con reglas claras y flexibles, generando sus propias dinámicas que cambiarán en forma y función según la etapa que estén atravesando.

El objetivo de la terapia familiar es ayudar a la familia a superar las dificultades o bloqueos que les impiden vivir plenamente. Mi trabajo consistirá en acompañar a la familia a descubrir dónde se encuentra el conflicto y aportar estrategias para modificar la manera de afrontamiento, consiguiendo así restablecer el equilibrio emocional familiar. Trabajando en equipo alcanzaremos el cambio y el crecimiento de todos los miembros, fortaleciendo así el sistema familiar y a cada uno de sus componentes.

¿Listo para comenzar un cambio a mejor?

El primer paso para el cambio es el más difícil y también el más importante. Yo te ayudaré y guiaré en todo el proceso ¿EMPEZAMOS?